MinMujeryEG - Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género

Menú Principal

Qué hacer si vivo o soy testigo de violencia contra las mujeres

En Chile el Estado protege a las mujeres que viven o han vivido violencia por parte de sus parejas, exparejas o convivientes.

 

 

El Estado te entrega orientación y ayuda gratis, ya sea de forma presencial o telefónica.

→ Acude a tus vecinas y vecinos, amigos, familias, colegas de estudios o trabajo. Confía y permite que te ayuden.

→ Dirígete a uno de los 103 Centros de la Mujer [+] ubicados en todo Chile, aun cuando no denuncies.

 

Llámanos a cualquier hora y desde cualquier teléfono, incluso sin saldo al:

» 800 104 008 Orientación en Violencias Contra las Mujeres de SernamEG

» 133 de Carabineros de Chile

» 149 Fono Familia de Carabineros de Chile

» 134 de Policía de Investigaciones

 

Acude directamente a:

» A la comisaría más cercana de Carabineros o Policía de Investigaciones

» Ministerio Público

» Tribunales de Justicia. Hoy ya no es necesario pasar por los Tribunales de Familia.

 

 

Recuerda:

La denuncia, para que sea efectiva, solo se hace de manera presencial.

Tienes derecho a denunciar todas las veces que sea necesario 

 


 

Ella no quiere denunciar Ella tiene miedo Ella no sabe que vive violencia Ella dice que su familia no la apoya Ella teme el rechazo de su círculo cercano 

» Ofrécele tu apoyo, escúchala, acompáñala e invítala a uno de nuestros Centros de la Mujer [+]

» Llámanos a cualquier hora y desde cualquier teléfono, incluso sin saldo. Te daremos orientación e información para ayudarte.

 

Vecinas y vecinos son fundamentales. Cuando seamos testigos, hagamos sentir nuestra presencia en conjunto frente al agresor y llamemos de inmediato a Carabineros o PDI. Con estas acciones podemos salvar la vida de una mujer.

 

Las mujeres que viven violencia muchas veces son aisladas de sus amigos, amigas y familia  en otras ocasiones incluso son obligadas a dejar sus trabajos o estudios, perdiendo todo contacto. Ellas creen que están solas.

Ayudémoslas a sentirse acompañadas por todas y todos. No permitamos más violencia contra las mujeres. Acompañémoslas, sin dudar de su palabra, y hagámonos cargo de esta realidad.

 

Contra la violencia, te apoyamos.