MinMujeryEG - Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género

Menú Principal

28 de Agosto de 2017

Grupo de mujeres migrantes se certifica como Monitoras de Prevención de Trata y Explotación de mujeres

  • Fueron capacitadas por profesionales de la Casa de Acogida para Mujeres vulneradas por la Trata de Personas y Migrantes en situación de Explotación SernamEG-ONG Raíces.

En una emotiva ceremonia que se llevó a cabo en dependencias del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, 9 mujeres migrantes de diversas nacionalidades se certificaron como Monitoras en Prevención de Trata y Explotación de mujeres, tras haber sido capacitadas por profesionales de la Casa de Acogida para Mujeres Vulneradas por la Trata de Personas y Migrantes en situación de Explotación del SernamEG y que ejecuta la ONG Raíces.

El acto estuvo encabezado por la Directora Nacional del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, Laura Echeverría Correa, quien junto con felicitar a las mujeres capacitadas, señaló que “una de las principales dificultades de la lucha contra la trata, es que la mayoría de las víctimas no son identificadas y, por tanto, no tienen acceso a asistencia o protección. De ahí la importancia de trabajar con la comunidad, para sensibilizar acerca de este tema, parta estar alertas y denunciar este delito, para que todas y todos nos sumemos al combate de este flagelo”.

En ese sentido, la titular del SernamEG dijo que “por ese quiero destacar a todas las mujeres migrantes que han culminado su proceso de capacitación y que hoy se certifican como Monitoras en Prevención y Sensibilización de Trata de Personas y Explotación de Mujeres, ya que, sin duda, son agentes clave en la difusión y detección de este delito en sus comunidades”.

Laura Echeverría agregó que “precisamente a eso apuntamos como Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, a generar las condiciones para el cambio cultural en nuestro país y eso incluye a la sociedad toda, a las instituciones del Estado y de la sociedad civil, y cómo, en conjunto, desde un enfoque de género, de derechos y multicultural, nos vamos haciendo cargo de erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres, incluyendo a las más extremas e invisible como es la trata de personas”.

Durante la ceremonia entregó su testimonio Sandra Cerón, una de las mujeres migrantes capacitadas, quien manifestó que “el taller me acercó a una realidad que está y que existe, pero de la cual yo no era consciente y ahora lo soy. Ahora puedo identificar claramente todos los aspectos que incluye el delito de trata y explotación de personas, especialmente el sufrimiento por el que pasan las víctimas y cómo lo aprendido me ha dado herramientas para poder orientar a mis pares sobre este delito”.

Participaron también de esta ceremonia Denisse Araya, directora de ONG Raíces; Ingrid Almendras, encargada de sensibilización de la Casa de Acogida para Mujeres vulneradas por la Trata de Personas y Migrantes en situación de Explotación SernamEG-ONG Raíces; Angélica Marín, jefa de la Unidad en Violencia contra las Mujeres del SernamEG; junto a invitadas e invitados especiales.

Trata de personas

La trata de personas es un delito en nuestro país, incorporada a la legislación chilena a través de la Ley N° 20.507 del año 2011, y que consiste en captar, trasladar, acoger o recibir a una persona mediante violencia o engaño, para someterla a explotación sexual – incluyendo la prostitución y la pornografía forzada-, trabajos o servicios forzados, servidumbre, esclavitud o prácticas análogas a ésta, o extracción de órganos.

La característica esencial del delito de Trata de Personas, que la distingue de otros delitos, es la cosificación de la persona. La víctima es transformada en un medio para beneficiar a terceros, generalmente económicamente, sometiéndola a condiciones que degradan su dignidad.

Durante el primer gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, en el año 2008, se crea la Mesa Intersectorial sobre Trata de Personas, comisión asesora de carácter permanente con composición interministerial e intersectorial, con actores públicos y privados y ONGS, la que está encargada de coordinar las acciones, planes y programas en materia de prevención, represión y sanción de la Trata de Personas, especialmente de mujeres y niños.

Actualmente esta mesa, liderada por el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, y de la que forma parte el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, está implementando el Plan de Acción Nacional contra la Trata de Personas, que comprende cuatro ejes estratégicos: prevención y sensibilización; control y persecución del delito, protección y asistencia a víctimas; y coordinación y cooperación interinstitucional.

El Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género Género, mediante la implementación del Programa de Atención, Protección y Reparación en Violencia contra las Mujeres, entrega una oferta pública concreta a una de las manifestaciones de violencia contra las mujeres de alta complejidad como lo es la Trata de Personas.

El SernamEG, como parte del Convenio intersectorial para implementar el Plan de Acción Nacional contra la Trata de Personas, y en relación con la protección de las mujeres víctimas de la trata de personas, levantó la “Casa de Acogida para mujeres vulneradas por la Trata de Personas y Migrantes en situación de explotación” el año 2012 con la finalidad de proteger a las mujeres mayores de 18 años víctimas del delito de trata, ya sea por fines de explotación sexual o laboral y otras condiciones de explotación como lo señalan sus requisitos. Desde su apertura la Casa ha ingresado a 45 mujeres, en su gran mayoría migrantes.

En la actualidad el organismo ejecutor de este dispositivo es la ONG Raíces, fundación con vasta experiencia en la temática.