MinMujeryEG - Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género

Menú Principal

30 de Julio de 2016

Entrevista en La Tercera

Claudia Pascual: “Necesitamos ampliar los contextos de violencia, no sólo el familiar y doméstico”

La Ministra de la Mujer y la Equidad de Género aborda las dificultades para que todos los actores “den el vamos” a la iniciativa que prepara la cartera sobre violencia hacia la mujer. Explica también los alcances de la nueva Pauta Unificada de Detección de Riesgos, que distintas instituciones aplicarán ante casos de agresiones.

Por Karen González T. | 30 de julio del 2016 | Enlace: http://fw.to/0QllY5e

Ayer, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, firmó un convenio que permitirá implementar en distintas instituciones una Pauta Unificada de Detección de Riesgo para mujeres víctimas de violencia intrafamiliar. Esta define criterios comunes de evaluación del riesgo ante una eventual nueva agresión y establece un protocolo para la adopción de medidas de protección efectivas, coordinando a Carabineros, Policía de Investigaciónes y Ministerio Público con el Ministerio del Interior y el de la Mujer y la Equidad de Género. Al respecto, la ministra de esta cartera, Claudia Pascual, explica los alcances de la iniciativa y precisa algunos conceptos que se abordarán en la estrategia legislativa sobre violencia hacia la mujer que el ministerio prepara.

¿Qué cambios introduce esta pauta unificada?

Tras varios meses de trabajo en el marco del Plan Nacional de Acción en Violencia contra las Mujeres 2014-2018, hemos hecho distintos diagnósticos. Se vio la necesidad de unificar la pauta única de evaluación de riesgo, ya que distintas instituciones tenían pautas diferentes. La que generamos tiene preguntas concretas, que evalúa de forma objetiva y asigna valor a los tres tipos de riesgo en que pudiera estar una mujer: bajo, medio o alto. Debería ser aplicada en el minuto de la denuncia. También acordamos un protocolo de actuación y coordinación entre las instituciones y tener una respuesta rápida sobre las medidas de protección, de ser necesarias.

¿Cuál sería esta respuesta?

Si aparece con un nivel de riesgo alto, podría irse a una casa de acogida o definirse otras medidas cautelares. Esta respuesta debería darse en menos de 48 horas.

Pero, 48 horas pueden ser mucho para una mujer que corre riesgo de muerte,

Por eso es un máximo de 48 horas.

Actualmente, ¿cuánto demoran las medidas de protección?

Depende del lugar donde la mujer colocó la denuncia y cómo fue derivada a la otra institución. Ese es un radio que queremos acortar, porque no siempre una hay articulación tan rápida. Si la denuncia llega por el tribunal muchas veces no se conoce de manera diligente o rápida la medida que decretó, se demoró el Ministerio Público en saber, se demoró Carabineros en saberlo. Esperamos que con este protocolo nos enteremos rápidamente, para coordinarnos todos.

¿Qué factores se considerarán en la evaluación?

Depende de las distintas agresiones. Si el agresor tiene condenas o denuncias previas, si están viviendo bajo el mismo techo, si hay amenazas de muerte u otro tipo de coerciones vinculadas. Para el nivel de riesgo bajo se consideran si existen redes familiares o vecinales, o si son agresiones menores o sicológicas.

¿Es sólo para mujeres y bajo qué tipo de relaciones se aplicaría?

Es para mujeres. En el marco de la Ley de Violencia Intrafamiliar se hace la distinción entre cónyuges, ex cónyuges, parejas o ex parejas o padres y madres de hijos en común. Pone límite en la convivencia bajo el mismo techo. Aunque nosotros hemos reivindicado situaciones de femicidio frustrado, o consumado, en las cuales no se ha dado la convivencia bajo el mismo techo, pero sí había una relación sentimental, pololos o ex pololos, y esperamos que esta pauta se pueda aplicar con este criterio .

Ley de femicidios

Hasta ayer, el Ministerio había registrado 18 femicidios y este año se han conocido violentas agresiones hacia mujeres por parte de sus parejas, que han conmocionado a la opinión pública. La cartera viene trabajando desde hace meses en la elaboración de un proyecto de ley que abordaría de forma integral la violencia hacia la mujer, así como también se estaría preparando una reforma a la actual Ley de Violencia Intrafamiliar.

¿Está definida la estrategia legislativa?

Más allá de la técnica legislativa, si son dos proyectos o uno, necesitamos ampliar los contextos de violencia, no sólo el familiar y doméstico, también la que se da en el espacio público, en centros laborales y centros estudiantiles y el acoso sexual callejero. Además, hay que ampliar la connotación de violencia, porque no es sólo física, sicológica o sexual, sino que también haya un reconocimiento a la violencia económica o la simbólica. También hay que modificar nudos específicos que están en la propia Ley de Violencia Intrafamiliar: la calificación de lo que es maltrato habitual, el aumento de la penalidad, abordar el tema del peso de la prueba que hoy recae en la mujer violentada, la ratificación de la mujer. Y, finalmente, ampliar el grado de la relación entre la mujer y el agresor a cualquier relación sentimental.

¿Cuándo se presentarán los proyectos?, ¿qué falta?

Para ser bien franca, es más fácil que todos lleguen al mismo diagnóstico a que todos den el vamos. Estamos en la fase de generación de los acuerdos para tener un proyecto de ley y esperamos presentarlo prontamente.

¿Este trimestre?

Esperamos llegar antes de fin de año. No puedo comprometer un plazo específico porque no depende de mí.

¿Cuál es la autocrítica que se hace como autoridad ante el número de femicidios que se mantiene constante en los últimos años?

Hay que entender que el fenómeno de la violencia hacia la mujer es de larga data. Remite a condiciones culturales y por generaciones hemos visto cómo se naturaliza. No sólo hay que generar más y mejores leyes o la respuesta institucional, sino que hay que provocar una profunda transformación cultural. Las campañas comunicacionales que hacemos no pueden tener 100% efectividad como si fuera la única medida. Ellas educan, visibilizan y sensibilizan sobre este fenómeno. Lo que hace el Ministerio y el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (Sernameg) nunca será suficiente si no va acompañado de una acción y reacción del conjunto de la sociedad y conjunto de las instituciones públicas.