MinMujeryEG - Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género

Menú Principal

27 de Octubre de 2017

Encuentro en Los Ángeles por Plan Nacional de Igualdad

Ministra Pascual: “La Gratuidad nos permite tener a jóvenes mujeres y hombres como las primeras generaciones de sus familias en la educación superior”

La ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Claudia Pascual Grau, en el marco de su vista de trabajo a la región del Biobío participó en otra jornada participativa del plan Nacional de Igualdad entre hombres y mujeres 2018-2030, que convocó a cerca de 170 mujeres de la ciudad de Los Ángeles y comunas cercanas.
La ceremonia, encabezada por la Secretaria de Estado, contó con la presencia, entre otros, del gobernador del Biobío, Luis Barceló Amado; la seremi de la Mujer y la Equidad de Género del Biobío, Valentina Medel Ziebrecht; el concejal Daniel Badilla Cofré y la directora de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad de Los Ángeles María José Rodríguez Pérez.

Durante el encuentro, la Ministra Pascual expuso los principales avances de la Agenda de Género impulsada por la Presidenta Michelle Bachelet y destacó que, “este Plan Nacional, por primera vez, nos permite conectarnos con compromisos que han hecho los distintos países que son miembros de las Naciones Unidas con un compromiso de combatir sus desigualdades, a través de una vía de objetivos sostenibles que pongan como centro las desigualdades de la manera más integrar y, no sólo la superación de la pobreza como fueron los objetivos de desarrollo del milenio, con una mirada mucho más profunda. Este Plan Nacional de Igualdad, lo que busca, es ser construido de manera participativa porque queremos igualdad en todos los planos, por eso es tan desafiante con miradas de largo plazo”.

La secretaria de Estado enfatizó que quienes participan y opinan lo hacen sobre la base de los avances que se han reflejado en la Agenda de Género impulsada por la Presidenta Bachelet, “que se propuso tener más y mejores derechos para las mujeres como, por ejemplo, el derecho de los ingresos autónomos de las mujeres y, para eso, necesitamos tener la posibilidad de que las mujeres tengan trabajo remunerado fuera del hogar. Eso implica poder habilitar, poder capacitar a mujeres, para que puedan encontrar mejores oportunidades de empleo y, también, crear conciencia que a ellas no la hacen menos mujer salir a trabajar fuera del hogar, como a un hombre no lo hace menos hombre ayudar en las labores de la casa, cuidando a las hijas y a los hijos, lavando los platos, cocinando o haciendo las camas o el aseo. Queremos esa corresponsabilidad”.

En ese sentido, la ministra recordó planes como el Más Capaz que “sólo entre los años 2015 y 2016 ha capacitado a 175.000 personas y, de estas, el 83% han sido mujeres” y el de Mujeres Jefas de Hogar que “ha capacitó en los tres primeros años del Gobierno de la Presidenta Bachelet, a más de 83.000 mujeres”. Espacios de desarrollo para la mujer que se han favorecido a partir de leyes que propician la corresponsabilidad como “la que otorga permiso a los padres, a los hombres trabajadores, para salir a alimentar a sus hijos mejores de dos años”.

Además, destacó los avances en materia legislativa que han significado un reconocimiento laboral de las mujeres trabajadoras de casa particular, donde se ha aumentado de un 8% a un 68% la formalización de sus contratos y el que mejora la estabilidad laboral de las trabajadoras manipuladoras de alimentos, que trabajan principalmente vinculadas a los convenios de la Juaneb, con contratos que van de enero a diciembre y no sólo cuando los establecimientos educacionales funcionan.

Así mismo, la ministra Pascual puso en relevancia la Ley de inclusión laboral que obliga, en primer lugar al Estado, “a incorporar a un 1% de trabajadores y trabajadoras en situación de discapacidad y a con ese mismo porcentaje a todas las empresas de más de 100 trabajadores y trabajadoras”.

La autoridad de Gobierno expresó la importancia del respeto a las decisiones de las mujeres en cuanto a su autonomía física, para terminar con la violencia en contra de las mujeres en el más amplio sentido de la palabra.

Precisamente, dio cuenta, entre otras cosas, que “durante el primer gobierno de la Presidenta Bachelet, implementó las primeras 23 casas de acogida para mujeres; durante su segundo mandato se han creado 20 nuevas casas, llegando a 43 en todo el país. Dos de ellas se han implementado en esta región, en Los Ángeles y en Cañete. Pero, tenemos que continuar trabajando con mejores legislaciones para erradicar la violencia en contra de las mujeres porque no hay nada que la justifique y ese nuevo trato que queremos es el que ha generado un programa de prevención, que permite el trabajo para hacer conciencia y sensibilización en los dirigentes y las dirigentas de organizaciones sociales”.

Recordó, además, que la recientemente promulgada ley de interrupción voluntaria del embarazo en tres causales “no impone una obligatoriedad, al contrario, abre alternativas de manera responsable, respetando la decisión de todas las mujeres, niñas y adolescentes y que todas tengan aseguradas las prestaciones de salud y los programas de acompañamiento”.

La ministra, en el plano de la incorporación de la mujer en los espacios de toma de decisiones, cualesquiera sean, apeló a que el número de ellas aumente, en la política; en la representación sindical o en los directorios de empresas. En ese sentido y a días de la próxima elección, recordó que, por la modernización de la ley de partidos políticos, los distintos “pactos están obligados a llevar, como mínimo, a un 40% de mujeres en sus listas de candidaturas a parlamentarios. Esto se va a repetir, al menos, por cuatro elecciones más”.

Uno de los temas a los que la ministra Pascual dio especial relevancia fue al de una de las grandes Reformas del Gobierno de la Presidenta Bachelet, como es la Educacional y, por cierto, a la Gratuidad en la educación superior, “que nos permite hoy, en 2017, tener a jóvenes mujeres y hombres que nos dicen ‘soy la primera generación de mi familia en llegar a la educación superior’. La Gratuidad nos permite devolver los sueños y las vocaciones. Muchas niñas nos contaban, mientras estaba discutiéndose el presupuesto en el Parlamento, que sus padres iban a hacer el esfuerzo para que ellas estudiaran, pero, no iban a estudiar lo que ellas querían, iban a estudiar la carrera más barata o más corta y con la Gratuidad hoy están estudiando la carrera de sus sueños. Eso es algo por lo que tenemos que seguir luchando. La Gratuidad nos permite romper con barreras de discriminación a las mujeres. El año 2016, el 54% de los estudiantes que accedieron a la Gratuidad fueron mujeres. Este año, el 51% de los más de 263.000 estudiantes que están cursando su educación superior con Gratuidad, son mujeres”.

El encuentro, que se prolongó por casi dos horas, se llevó a cabo en el Liceo Coeducacional Santa María de la ciudad de Los Ángeles.