MinMujeryEG - Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género

Menú Principal

24 de Julio de 2017

Plan Nacional de Igualdad y Agenda de Género marcaron el encuentro

150 hombres y mujeres de la sociedad civil de la región de Los Ríos en diálogo participativo con Ministra Pascual

La Ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Claudia Pascual Grau, fue la encargada de dirigir en Valdivia, el diálogo que se estableció con la ciudadanía para dar a conocer avances de la Agenda de Género y el proceso de construcción del Plan de Igualdad 2018-2030.
La reunión contó con la presencia del Intendente (s) de Los Ríos, Luis Sergio Gallardo; la Directora de SernamEG Los Ríos, Paula Cárdenas; la Directora Nacional de Prodemu, Pamela Farías; la Seremi de Transporte y Telecomunicaciones, Paz de la Maza; la Seremi de Trabajo y Previsión Social, Ana Sáez; la Seremi de Desarrollo Social, Viviana Villalobos; el Presidente del Consejo Regional, Luis Cuvertino; la Directora del Fosis, Viviana Alavarado, representantes de las FF.AA. y del Orden Público y de agrupaciones y organizaciones sociales de distintos puntos de la Región de Los Ríos

La Ministra Pascual, a partir de la realidad socio política del país, entregó los lineamientos que se han trabajado en la erradicación de las desigualdades, considerando que, “siempre hemos compartido el diagnóstico de que Chile tiene desigualdades, a nivel socioeconómico; cultural; territorial, que se expresan las inequidades entre las capitales, las provincias, las comunas más alejadas, por nombrar algunas. Pero, también tenemos brechas de desigualdad entre hombres y mujeres y esta brecha es una de las más importantes que queremos superar. Por eso, la Presidenta Michelle Bachelet hizo un compromiso amplio con la Agenda de Género, donde nos propusimos una Agenda ambiciosa, profunda, que nos permitiera tener más y mejores derechos a las mujeres en nuestro país”. Partió afirmando que, “no seguiremos tolerando la violencia en contra de las mujeres. Hoy día tenemos una ciudadanía que se manifiesta de manera pública condenando la violencia en contra de las mujeres, que no sólo se moviliza en las calles para poder decir ‘no más mujeres asesinadas en nuestro país en manos de sus parejas y ex parejas’, sino que también exige mayores estándares de Justicia reparatorias”.

La Ministra aseguró que, “Chile no es el mismo, hoy y queremos reivindicar los 25 años de historia del Sernam, que ha apoyado y avanzado en los derechos para las mujeres en nuestro país, pero no es menos cierto que es una deuda que se salda con las mujeres cuando tenemos un Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género y un Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género. No era posible seguir sosteniendo que la institucionalidad de las políticas públicas que se hacían cargos de las desigualdades de las mujeres, que brega por superar estas brechas de desigualdad y la equidad fuera sólo un Servicio, que tenía que apostar casi a la personalidad de sus autoridades y sus funcionarios y funcionarias para poder hablar y exigirles a las demás instituciones cuánto teníamos que avanzar en estas materias. Hoy día, tenemos un Ministerio que se sienta de igual a igual con los demás Ministerios y les puede decir ‘cuánto es más lo que ustedes pueden hacer por superar estas brechas de desigualdad. Porque los problemas de salud; los problemas de vivienda; de educación; los problemas de trabajo, de las mujeres, no los va a poder solucionar solo el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género y el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género. Necesitamos a un Ministerio del Trabajo; de Agricultura; de Transportes; de Hacienda; de Economía; de Educación; de Salud; de Vivienda, trabajando en conjunto con nosotras para poder superar esas brechas de desigualdad. Reivindicar, entonces, uno de los primeros compromisos de la Presidenta Bachelet con su programa de Gobierno, con el país, con las mujeres elevando el rango de la institucionalidad que, desde las políticas públicas, bregan por superar esas brechas de desigualdad”.

La Ministra puso como ejemplos claros las Reformas Estructurales que ha impulsado el Gobierno como la Reforma Tributaria, ante la necesidad de cambios profundos y justos “porque no podía ser posible que Chile, después de cada Operación Renta, a principio de cada año, fuera más inequitativo que antes de la Operación Renta. Porque aquellos y aquellas que tienen más, ya sea como empresas o personas naturales, no tributaban proporcionalmente a lo que tenían y, sin embargo, todos y todas pagamos el IVA, desde la compra del pan, hasta cualquier otro producto. Por lo tanto, cuando hicimos la Reforma Tributaria, la hicimos con dos grandes objetivos, por un lado, poder generar una redistribución del ingreso y, por otro lado, solventar y financiar Reformas de políticas sociales de gran impacto”. En ese sentido, la autoridad de Gobierno apuntó a una de esas grandes Reformas como lo es la de Educación y que, en el caso de la Gratuidad en la Educación, ha significado que más del 50 por ciento de quienes accedieron a ella son estudiantes mujeres “que estudiarán carreras que responden a sus vocaciones, no como antes, cuando las mujeres que querían seguir un estudio en la Universidad se postergaban y optaban por la carrera más barata o la más corta, que podían pagar sus padres”.

La Secretaria de Estado puso especial énfasis en el ámbito del trabajo remunerado de la mujer fuera del hogar, que “reivindique y ponga en el centro lo que es la principal barrera, en la medida que no hay corresponsabilidad de las tareas domésticas, del cuidado de las hijas y los hijos, del cuidado de los familiares enfermos, del cuidado de las adultas y adultos mayores no valentes o semi valentes, no se va a lograr que esa tasa de participación laboral de las mujeres de un 48%, de un salto enorme”.

Además, la Ministra Pascual recordó la reforma al sistema binominal y que tendrá por primera vez en estas elecciones parlamentarias de noviembre, la exigencia para que las colectividades políticas cumplan con un piso de un 40% de candidatas, porque “no tiene relación que siendo el 52,7% de la población en el Congreso sólo exista un 15,8% de mujeres. Tiene que existir una mayor proporcionalidad en el Parlamento, porque no queremos que los partidos no sólo cumplan con el mínimo, queremos que realmente sean electas”.

Así mismo, la Secretaria de Estado, no dejó de lado los temas de violencia en contra de las mujeres y de prevención. Junto con los programas de monitores, de puesta en marcha de nuevas casas de acogida y la eliminación de la precalificación del delito de maltrato habitual por los Tribunales de Familia, la Ministra se refirió al proyecto de Ley que se está tramitando en el Congreso, el que garantiza una vida libre de violencia para la mujeres, “que generará un marco de definiciones de las violencias, no sólo las que ocurren en el espacio familiar y doméstico, sino que las que ocurren fuera de esos o de la relación de pareja, que ocurre en la calle; que ocurre en el espacio público; en el trabajo; en los centros de estudio; la sanción de la difusión sin consentimiento de las imágenes íntimas; el acoso sexual callejero. No sólo las define, sino que genera mandatos de prevención a distintas instituciones, en particular los Ministerios, para que podamos evitar que ocurran estas violencias; se reitera las diligencias que tienen que tener las policías; el Ministerio Público. También se reforma la Ley de violencia intrafamiliar, incorporando la sanción de la violencia en parejas sentimentales sin convivencia, el pololeo; se incorpora la violencia económica; que se tipifiquen los femicidios también en las relaciones sentimentales y sin convivencia”.

Así mismo, la autoridad de Gobierno, hizo mención al proyecto de ley que regula la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales, “de riesgo de vida de la mujer; de inviabilidad fetal letal o producto de haber sido embarazada por una violación. Aquí no vamos a imponerle a nadie qué hacer, al contrario, abrimos alternativas para que puedan ser escuchadas y respetadas las opiniones, las decisiones y las convicciones, las formas que tienen de ver la vida esas niñas, adolescentes y mujeres, que sean respetadas. Pero, que no sólo despenalice, que garantice las prestaciones de salud, porque no queremos que cada una resuelva y ponga en riesgo su salud. Queremos un programa de acompañamiento que las acoja, ese proyecto de Ley está aprobado en su gran mayoría, sólo es un artículo el que tiene que ver la Comisión Mixta”.

El encuentro, se llevó a cabo en el auditórium de la carpa de la Ciencia del Centro de Estudios Científicos, congregando a más 150 personas, a quienes la Ministra llamó a ser parte de la construcción del Plan Nacional de Igualdad entre Hombres y Mujeres 2018-2030, el que tendrá un impacto directo en las políticas públicas directamente relacionadas con la Equidad de Género considerando que, “a partir de estos avances la invitación es a construir de manera conjunta y participativa este Plan Nacional de Igualdad entre Hombres y Mujeres de este nuevo Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género y de este nuevo Servicio de la Mujer y la Equidad de Género, pero que, en rigor, es el cuarto plan de igualdad que se hace en nuestro país y coloco un sentido de urgencia. Como Estado de Chile, no como Gobierno, al igual que los Estados del mundo que pertenecen a la ONU, nos hemos comprometido con una Agenda de Desarrollo Sostenible al 2030, que permita avanzar para erradicar las desigualdades y eso implica que no podemos sólo decir cuál es el desafío que queremos superar, cuál es la frase bonita y políticamente correcta que debemos decir. Tenemos que comprometernos y reportar avances constantemente, es una tarea de país, de políticas públicas, porque así superaremos las brechas de desigualdad y no sólo e esta reunión, sino que en las que vienen podamos construir de conjunto este Plan de Igualdad entre Hombres y Mujeres, que no es para el Gobierno que viene, es para los próximos 12 años que vienen”.

La Ministra Pascual, seguirá con su agenda de trabajo en Valdivia este martes 25 de julio, cuando sostenga reuniones con trabajadoras y trabajadores sindicalizados y grupos de personas migrantes de la Región de Los Ríos.