MinMujeryEG - Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género

Menú Principal

Recomendaciones para el Tratamiento Mediático a Niñas y Mujeres Víctimas de Violencia

 

BANNER-1

 

En el marco del trabajo con el Plan Nacional de Acción en VCM 2014 – 2018 y considerando la responsabilidad social de los medios de comunicación se plantean las siguientes recomendaciones, aplicables a todos aquellos contenidos televisivos que se refieran a violencia contra las mujeres (VCM).

 

No justificar las violencias contra las niñas y mujeres

Evitar discursos que exculpan al victimario: “la mató por celos”, “era celópata”, “era alcohólico/drogadicto”, “estaba pasando por un mal momento”, “se descontroló”, etc.

Evitar discursos que culpan a las mujeres: “era provocativa”, “usaba minifalda”, “era trabajadora sexual”, “ella se lo buscó”, “también hay mujeres que le pegan a los hombres”

No enfatizar que los agresores tienen problemas mentales o psicológicos.

 

Apoyemos a las mujeres que viven violencia

Haz click en cada ítem para desplegar

Proteger a las mujeres: 

Evitar imágenes que revelen quién es la víctima. No entregar datos personales, evitar mostrar el espacio en el que la mujer vive/trabaja, su entorno familiar, así como cualquier aspecto que pueda ponerla en riesgo.

Fomentar el empoderamiento de las mujeres:

Descartar la idea de que son incapaces de romper la dinámica de la violencia, reconociendo su fuerza y capacidad para sobreponerse a la violencia.

Resguardar el estado emocional de la mujer: 

Se deben privilegiar entrevistas a mujeres que hayan superado o sobrevivido a la violencia. Si la mujer está viviendo violencia y accede a una entrevista (para visibilizar su denuncia), no se deben realizar preguntas que puedan reactivar su dolor, ni enjuiciarla, ni criticarla. Además, es importante que quien la entreviste cuente con orientación psicológica para evitar la victimización secundaria; se asegure la protección de la mujer

Visibilizar:

Mostrar las diferentes formas de violencia (física, psicológica, sexual y económica/patrimonial) como un delito, una violación a los derechos humanos y un problema público. Es necesario sacar el tema del espacio privado familiar, ya que las agresiones ocurren también en otros lugares: trabajo, escuelas, calles, etc. Junto con esto, se debe considerar que todas las niñas y mujeres están expuestas a ser víctimas de violencia, afectando a diferentes grupos (mujeres indígenas, en situación de discapacidad, etc.) y a diferentes niveles socioeconómicos.

Contextualizar la información:

Explicar las causas sociales múltiples de la violencia, evitando centrarse exclusivamente en el acto violento. Enfatizar que los estereotipos de género que subordinan a las mujeres, son la principal causa de la violencia en su contra. Además, es importante distinguir las diversas manifestaciones de la violencia: abuso sexual, trata de personas, explotación sexual infantil, acoso sexual callejero, violencia gineco-obstétrica, grooming, entre otras. Una de las manifestaciones más extremas de violencia es el femicidio. Por ello, es importante informar sobre el número de femicidios cometidos en el año, recalcando que, independientemente de la cantidad, estos hechos son crímenes.

Incitar la denuncia y la búsqueda de ayuda por parte de las mujeres y el entorno:

Erradicar la violencia contra las mujeres es responsabilidad de toda la sociedad y los/as funcionarios/as públicos/as están obligados/as a denunciarla. Por ello, es importante dar a conocer las instancias de denuncia, orientación, protección y apoyo psicosocial y jurídico, difundiendo el Fono Orientación y Atención en Violencia Contra las Mujeres de SernamEG 800 104 008, el Fono Familia 149 (denuncias y orientación) y el Fono Niños 147 (denuncias de abuso infantil) de Carabineros. Todos estos servicios telefónicos son gratuitos y atienden las 24 horas y los 365 días del año. Se debe, también, precisar la legislación vigente: Ley de Violencia Intrafamiliar N°20.066 y Ley de Femicidio N° 20.480.

Derribar mitos:

No tratar la violencia contra las mujeres como un hecho aislado, accidental, natural o normal. Se deben eliminar afirmaciones como: “estamos en una sociedad violenta” o “esto siempre ha ocurrido”.

📙 Descarga el Manual con Recomendaciones para el Tratamiento Mediático de Niñas y Mujeres Víctimas de Violencia [+] (PDF, 3,79 MB)

 

Una iniciativa de

BANNER-2