MinMujeryEG - Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género

Menú Principal

7 de Septiembre de 2017

Slogan: “El trabajo de la casa y el cuidado de las personas es una labor de todas y todos”.

Seremi de la Mujer y la Equidad de Género y SernamEG lanzaron campaña “Compartamos la Pega” en Atacama

En dependencias del Supermercado Unimarc en la comuna de Copiapó, se desarrolló el lanzamiento regional de la Campaña  “Compartamos la Pega: El trabajo de la casa y el cuidado de las personas es una labor de todas y todos”.

Un lanzamiento que fue encabezado por la Seremi de la Mujer y la Equidad de Género, Nataly González Díaz y por la Directora regional (s) del SernamEG, Patricia Paredes Díaz, quienes  destacaron que el objetivo de esta iniciativa de Gobierno es  invitar a las comunidades y familias a comprometerse con la igualdad y equidad del trabajo de una casa, incorporando a todos y todas las integrantes de un hogar en estos quehaceres.

Al respecto, la Seremi de la Mujer y la Equidad de  Género, Nataly González Díaz, comentó que “esta es una campaña que llama  a la corresponsabilidad  en el cuidado del hogar, en el cuidado de los hijos y las hijas, en las tareas  del hogar. Sabemos que en Chile en promedio  las mujeres destinan  6 horas semanales más  que los varones a  tareas domésticas. Este es un cambio cultural  que necesitamos como país para que  podamos compartir  las tareas del hogar  y del cuidado de las familias y evitar esta llamada doble carga laboral  que tienen las mujeres del país”.

A través de la Agenda de Género, el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet se propuso avanzar en más y mejores derechos para las mujeres, como una forma de ir equilibrando progresivamente la balanza entre hombres y mujeres. Históricamente las mujeres se han hecho cargo de las labores domésticas y de la crianza y cuidado de las hijas e hijos y/o de familiares enfermos; pero los hombres también pueden y deben hacerse parte de estas tareas. Esto ha llevado a las mujeres mantenerse en la casa y a que su aporte al desarrollo, a la economía y a la construcción de comunidad se mantenga invisible. Los cambios culturales y estructurales se producen cuando los distintos actores de la sociedad ejercen un rol activo y se comprometen.

En este sentido, la Directora regional (s), del SernamEG, Patricia Paredes Díaz, señaló que “como Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género contamos con un programa que se llama Buenas Prácticas Laborales, cuyo objetivo principal  es promover un cambio cultural  al interior de las organizaciones  públicas y privadas  de manera de favorecer  el ingreso, permanencia y desarrollo  de las mujeres en espacios laborales  de calidad, propiciando medidas  que aborden  las brechas de género en el empleo, como también  la corresponsabilidad  en las organizaciones”.

Cabe destacar, que durante este lanzamiento ambas autoridades entregaron un afiche en cuyo interior tiene un calendario el que busca generar que las familias se organicen y puedan seleccionar las diversas tareas que existen en el hogar y repartirlas entre sus componentes.

Algunas Cifras

-En Chile, las mujeres son  la mayoría de la población, el 52,7% según las cifras de la Encuesta Casen. Sin embargo, del total de mujeres que están en edad de trabajar remuneradamente fuera de la casa, sólo un 48%, es decir, menos de la mitad, participa efectivamente del mercado laboral. Esto incluye a las que trabajan en forma dependiente, independiente y a las que están cesantes y buscan un empleo.

-La mayoría de las mujeres (96,8%) que no tiene un empleo remunerado, dice que no puede buscar uno porque tiene que cumplir responsabilidades familiares permanentes.

-Según la Encuesta Nacional sobre Uso del Tiempo del INE(2015) las mujeres realizan casi el doble de tareas del hogar que los hombres y casi 6 horas semanales más de trabajo no remunerado en la casa.

Recomendaciones

  • Divide y planifica las actividades de la casa de manera equitativa entre los integrantes del hogar, de acuerdo a las capacidades de cada uno.
  • Una buena manera de hacerlo es usar un calendario planificador semanal, con los días de la semana y el listado de actividades
  • Hazlo en una reunión donde participen todas y todos los integrantes del hogar. Las actividades se pueden dividir por espacio de la casa, duración y complejidad. Enumérenlas juntas y juntos y ¡que comience la división!
  • Todas las semanas las actividades deben rotar entre los integrantes del hogar.
  • Te proponemos que lo que corresponda a los espacios privados (como los dormitorios) sea responsabilidad de cada uno. Esto ayuda en especial a niñas y niños, fomentando su autonomía, su sentido de cumplimiento de las tareas y reforzando su autoestima. Si la pieza es compartida, las personas deben entonces hacer su propia rutina de trabajo para ayudar a mantener la convivencia.
  • Las tareas como lavar la loza, poner la ropa en la lavadora, limpiar el baño, planchar camisas y pantalones, pasar la aspiradora o trapear el piso son responsabilidad de todas y todos.