Destacados MinmujeryEG

Violencia Contra la Mujer

Según la legislación chilena (ley 20.480), un femicidio es el asesinato de una mujer realizado por quien es o ha sido su esposo o conviviente. Este delito es la forma más extrema de violencia contra las mujeres y es una muestra de que en nuestras sociedades todavía se cree que los hombres tienen derecho a controlar la libertad y la vida de las mujeres. Las penas para quienes cometen femicidio en Chile van desde los quince años y un día de cárcel hasta la cadena perpetua. Más Informacion[+]

Son todas las formas de agresión a las mujeres que van desde los empujones y zamarreos, tirones de pelo, pellizcos, apretones, golpes de puño y patadas hasta los golpes con objetos. La forma más fuerte de agresión física contra una mujer es el femicidio.

Cuando se intenta controlar a una mujer mediante amenazas, humillaciones y presión emocional con el propósito de hacerla sentir insegura y sin control sobre su vida y decisiones.

Cuando una mujer es obligada, mediante la fuerza física o amenazas sicológicas, a tener relaciones sexuales o a realizar actos sexuales que le resultan humillantes o degradantes.

Cuando se intenta controlar a la mujer a través de la entrega del dinero necesario para su mantención personal y/o de las hijas o hijos, o de otras personas que integran la familia. También constituye violencia económica cuando se apropian del dinero que ganó la mujer con su trabajo.

Cuando a una mujer se le exigen favores sexuales a cambio de su permanencia en el trabajo o se condiciona su ascenso o cualquier mejoría laboral. También ocurre en los lugares de estudio, cuando se condicionan notas o pasar de curso a cambio de acceder a las peticiones de un profesor o director.

Casi todas las mujeres, de distintas edades y condición social, han sido molestadas y/o agredidas en la calle, en el transporte público e incluso en su trabajo. Con el pretexto de un "piropo" o que la mujer sería atractiva se les dicen groserías, o se justifican "agarrones" y manoseos.

Durante el 2018 hubo 42 femicidios y 118 femicidios frustrados. En Chile se registraron el año 2017 más de 90.000 denuncias por violencia intrafamiliar hacia las mujeres. El 31% de las víctimas de femicidios habían efectuado previamente al menos una denuncia por violencia al agresor. Según la subsecretaria de Prevención del delito, desde 2005 a 2017, el número de delitos de Violencia intrafamiliar (VIF) ha aumentado en un 33% a nivel general y en un 20% los casos cuyas víctimas son mujeres. Las mujeres se demoran en promedio 7 años en denunciar que son víctimas de violencia intrafamiliar.

No sientas miedo de contar a tus cercanos lo que estás viviendo. Su apoyo será fundamental en tu protección. Cada vez que vivas un episodio de violencia, denuncia en Carabineros, PDI o Fiscalía. Recuerda que tienes el apoyo del Estado en orientación, atención psicológica, social y jurídica.

Acude a Carabineros, Policía de Investigaciones o Fiscalía. Toda denuncia se debe hacer de forma presencial.

Pide orientación al 1455 o también puedes acudir al Centro de la Mujer más cercano en tu comuna. Ellos te pueden orientar y ayudar. Cuéntale a tu familia y amigos sobre tu situación.

Contacta a Carabineros en los teléfonos 149 y 133 y a la PDI en el 134. Si eres familiar o parte del entorno cercano a la mujer víctima de violencia, puedes contenerla y acompañarla para que se sienta más protegida. Las redes más próximas pueden transformarse en el apoyo y la contención necesaria como primer paso para salir del círculo de la violencia.