MinMujeryEG - Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género

Menú Principal

31 de Enero de 2019

En Región del Biobío

SernamEG, ONU Mujeres y Red de Empresas por la Equidad de Género confirman ventajas de la contratación de mujeres para las empresas

  • Si hoy se incorporan 900 mil mujeres a la fuerza de trabajo, el PIB aumentaría inmediatamente a un 6%.

“Desde el punto de vista económico, la igualdad de género no sólo es un principio ético sino que es un buen negocio para las empresas”, así lo afirma la representante ONU Mujeres, Rossana Martinelli,  en el Primer Conversatorio de Empresas Regionales, actividad coordinada con el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género de la región del Biobío y la Red de Empresas de Equidad de Género.

Más de 30 empresas regionales se dieron cita en este encuentro empresarial donde se conocieron experiencias exitosas locales de conciliación laboral y familiar desde un enfoque de género como: instalación de salas de amamantamiento para sus trabajadoras (ENAP); incorporación de mujeres en sus plantas de moldura (Masisa); formación de monitores en prevención de violencia (SODIMAC); Política corporativa de calidad de vida laboral y equidad de género (ESSBIO), entre otras. En la oportunidad, el gerente de Gestión de Personas de la empresa sanitaria Essbio, Gian Piero Lavezzo Richards, presentó la experiencia en materia de Conciliación y Corresponsabilidad e indicó que abordar el tema de equidad de género es un deber ético de las empresas.

En Chile el estudio “Mayor Incorporación de Las Mujeres En La Economía Chilena” de la Subsecretaría de Economía y Empresas de Menor Tamaño (año 2016) concluye que: Si hoy se incorpora a 900 mil mujeres a la fuerza de trabajo, el PIB aumentaría inmediatamente a un 6%. De hecho, las brechas de género provocan una pérdida media de ingresos del 15% en las economías OCDE y el 40% de esas pérdidas se debe a la brecha de género en el mundo empresarial.

 “Para un mayor crecimiento económico es necesario que las empresas generen políticas para la conciliación de la vida familiar y laboral, y para eso es clave políticas que reconozcan la diversidad y retengan los talentos de mujeres y hombres. Las actuales cifras de desempleo de mujeres nos indican que estamos relegando al 50% de nuestros talentos”, afirmó la directora regional del SernamEG Biobío, Lissette Wackerling Patiño.

La autoridad del SernamEG señala que los estudios nacionales e internacionales indican que con una mayor participación de mujeres en el mercado laboral, en igualdad de condiciones y derechos “se reduciría la pobreza extrema cerca de un 20%, se incrementaría en un 10% el Ingreso Per Cápita, elevaría el nivel de calificación de la mano de obra, mejoraría la relación en el desarrollo de las personas y permitiría mayores opciones de Conciliación Trabajo-Familia, un beneficio para mujeres y hombres.

Ante este escenario, Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, a través de su Programa Buenas Prácticas Laborales, está fortaleciendo alianzas con el sector empresarial a través Mesa Público-Privada para la Equidad de Género. “Hoy contamos con un instrumento nacional,  que es pionero a nivel internacional, como es la Norma Chilena NCh3262-2012 Sistemas de Gestión de Igualdad de Género y Conciliación de la vida laboral, familiar y personal, que permite que las empresas detecten y superen brechas de género en los ámbitos de la gestión de personas y promueva prácticas relacionadas a la conciliación de la vida laboral, familiar y personal en la lógica de la corresponsabilidad, una certificación que es cada vez más exigida por las economías mundiales”, declaró la Directora Regional SernamEG.