MinMujeryEG - Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género

Menú Principal

6 de Marzo de 2018

En el marco de las actividades por el Día Internacional de las Mujeres

Ministra Pascual participa en acto del día de la Mujer organizado por la CUT provincial de Concepción

La Ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Claudia Pascual Grau, llegó hasta el edificio de la Gobernación de Concepción para participar de la conmemoración del día de la Mujer, organizado por la directiva provincial de la CUT.

En el evento, estuvieron acompañando a la ministra el presidente provincial de la CUT, Sergio Gatica Ortiz; la presidenta regional de la ANEF, Lorena Lobo Castro; la seremi de la Mujer y la Equidad de Género, Valentina Medel Ziebrech y la consejera regional de Biobío, Tania Concha Hidalgo. Además, participaron alrededor de 100 personas invitadas.

La secretaria de Estado fue la principal oradora del acto y, precisamente, resaltó algunos de los logros de la Agenda de Género del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, reconociendo en primer lugar la creación del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, “porque necesitábamos tener en las mesa de las ministras y ministros, con mayores facultades, la institucionalidad de las políticas públicas que permitiera avanzar de manera más acelerada en el reconocimiento a los derechos de las mujeres y en el avance hacia la igualdad de Género. Hemos generado las 15 oficinas de las secretarías regionales ministeriales y además hemos creado un comité de ministros y ministras por la igualdad de derechos y la equidad de Género, que permite a la propia ministra del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, convocarlo y presidirlo, dándole un marco de mayor influencia y preponderancia a la institucionalidad”.

Así mismo, la ministra Pascual también puso en relevancia las leyes que han permitido avanzar, por ejemplo, “en la autonomía económica de las mujeres, como la que otorgó a las trabajadoras de casa particular el derecho a una jornada laboral; al contrato de trabajo; al derecho al descanso y, por supuesto, al contrato con previsión y salud”, añadiendo aquella legislación que otorga la estabilidad laboral a las manipuladoras de alimentos de la Junaeb, “a través de la las licitaciones que se hacen permitiéndoles que sean contratadas de enero a diciembre y no de marzo a diciembre como era antes de esta Ley y que les sea renovado el contrato automáticamente para el año que sigue“. También, destacó la Ley que le permite a los hombres trabajadores el poder alimentar a los hijas e hijas menores de 2 años, avanzando en la mayor corresponsabilidad entre hombres y mujeres.

Por otro lado, se refirió a la creación del seguro para atender a niños, niñas y adolescentes de hasta 18 años que por una enfermedad catastrófica o un accidente que los deje en situación de postración por un tiempo determinado, “le permita tanto a mujeres trabajadoras como a hombres trabajadores pedir licencia para cuidar a sus hijos a sus hijas y que tiene como máximo, por año, 90 días para cada uno”. También, hizo mención a la Ley de inclusión laboral, que “obliga al Estado a contratar un 1% de personas en situación de discapacidad y a las empresas con más de 100 trabajadores y trabajadoras, también a un 1% de personas en situación de discapacidad”.

En materia de Reforma Laboral, la autoridad de gobierno enfatizó no sólo los logros en derechos sindicales, sino que aquellos con perspectiva de Género, como promover “que en las directivas de los sindicatos exista 1/3 de mujeres dirigentas y que cuando no hay ninguna mujer en la directiva durante un proceso de negociación colectiva, pueda sentarse una mujer en representación de las trabajadoras con el mismo fuero sindical que sus compañeros hombres dirigentes”. Además, recordó que las empresas, durante esos procesos, deben informar cuánto están ganando hombres y mujeres en el mismo puesto de trabajo, precisamente para que no exista una subvaloración del trabajo de la mujer y se pueda combatir la brecha salarial.

Entre otras cosas, la ministra Pascual también mencionó de manera muy especial el logro en el gobierno de la Presidenta Bachelet, de “establecer nuevos cupos en Jardines Infantiles, desde la oferta pública, gratuitos, de calidad, que permiten una gran mejora de la educación inicial. Hemos generado 70.402 nuevos cupos en estos 4 años de gobierno. Son más de 1.300 proyectos o de ampliación de Jardines Infantiles o de construcción de nuevos Jardines Infantiles”.

En términos de atención de la violencia contra las mujeres la secretaria de Estado constató que en este segundo gobierno de la Presidenta Bachelet, “dejamos implementadas 20 nuevas casas de acogida, que se suman a las 23 del primer gobierno de la Presidenta y, en el marco del presupuesto 2018, los recursos para las últimas 5 que ella comprometió”, agregando que se dejaron operativos 103 Centros de la Mujer en todo el país. Además, recordó que en el Congreso se ha dejado en trámite “el proyecto de Ley que garantiza una vida libre de violencia para las mujeres, que nos permite seguir modificando la Ley de violencia intrafamiliar, permitiendo la sanción de la violencia en el pololeo; aumentando las penalidades; incorporando la violencia económica; viendo nuevas formas de violencia en los ámbitos que no son los de la familia o de la relación de pareja o ex pareja: la violencia física, psicológica, sexual, simbólica; también el acoso sexual callejero y la penalización de la difusión de imágenes íntimas, sin consentimiento, que nos permite avanzar hacia un país más respetuoso entre nosotros”.

Otro de los temas abordados fue la Ley que permite la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo en 3 causales, respecto de la cual la ministra expresó que, “estamos convencidos y convencidas en el gobierno que es una Ley que le hace bien al país, porque no es una Ley que impone decisiones, no es una Ley que obliga a nadie, sino que se abren las puertas desde las políticas públicas para poder acoger las distintas visiones, creencias, formas de ver el mundo y las decisiones que tienen las niñas , adolescentes y mujeres en nuestro país. Que se permita despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo cuando se está en riesgo de vida, producto del propio embarazo, cuando hay una inviabilidad fetal letal y cuando ese embarazo es producto de una violación; con acceso y asegurando prestaciones de salud, ya sea si quiere continuar con ese embarazo o si lo quiere interrumpir”.

En tópicos más políticos, la ministra se refirió al fin del sistema electoral binominal y reemplazarlo por un sistema proporcional moderado, “con criterio de paridad de Género, que permita que más mujeres puedan tener acceso a ser elegidas y representar públicamente distintas ideas en el Congreso. Con este criterio, que obliga a los partidos políticos a tener un 40% de mujeres en sus listas parlamentarias, se ha subido del 15,8% de representación femenina en el Congreso al 23,2% que jura el próximo 11 de marzo”.

Por cierto, no pudo estar ausente dentro de los muchos puntos expuestos por la secretaria del Estado el tema de la implementación de la Reforma Educacional, y de cómo, por ejemplo, “se sigue profundizando todo lo que se hizo desde el Ministerio de Educación para tener la formación docente con perspectiva de Género; la revisión no sólo de los currículums y de los textos escolares para ver que no hayan sesgos de Género, pero también de revisar toda la instalación en el ámbito de la Educación Superior y en particular lo que es la gratuidad en la Educación Superior: estamos liberando esa oportunidad para las mujeres en particular, porque el año 2016 de los 139 mil estudiantes con gratuidad, 54% fueron mujeres; en 2017 de los casi 240 mil estudiantes con gratuidad, el 51% fueron mujeres. La gratuidad le devuelve las vocaciones a las nuevas generaciones que están estudiando”.

La ministra, al finalizar su exposición, resumió este periodo presidencial de una manera más personal, acentuando el hecho que,“hicimos el mejor esfuerzo por transformar el país. ¿No se podían abordar todas las desigualdades en 4 años?: ¡Indudable! ¿Que no todas las desigualdades que incluso nos propusimos abordar las pudimos cambiar como quisimos?: ¡También! Eso, nadie lo niega. Hicimos lo que pudimos y lo mejor posible, es la convicción que me llevo. Pero, hicimos ese esfuerzo para dejar un Chile mejor y un Chile que tenga un estándar para proponerse nuevos desafíos y seguir soñando con un futuro mucho más justo, mucho más inclusivo, con justicia, con igualdad y no sólo con un nuevo trato entre mujeres y hombres, sino que con un nuevo trato de los empresarios hacia los trabajadores y trabajadoras; con un nuevo trato de país y donde nos podamos relacionar de manera mucho más solidaria”.